Una buena chimada con mi tía. La zorra se puso en cuatro y comencé a penetrarla con toda mi verga, mira la cara de placer que pone no puede parar de gritar

Descripción Compartir Comentarios

Mi tía es una zorra tremenda, ella quería que me la cogiera y evidentemente no me pude negar porque la gorda está bastante linda y bueno, después de todo, un hueco es un hueco ¿Cierto? La putita no podía parar de gritar cada vez que se la metía hasta el fondo. Intentaba contenerse pero tarde o temprano largaba el gemido de placer, también le dolía un poco pero no quería que parara por nada en el mundo, ese culito sin dudas se merecía un trato especial y definitivamente lo tuvo.

Categorias: Guatemala
Una buena chimada con mi tía. La zorra se puso en cuatro y comencé a penetrarla con toda mi verga, mira la cara de placer que pone no puede parar de gritar

Comentarios

3 min 12.031 visitas 1 año
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…